Qué tener en cuenta al comprar un quad para niños

Nuestro consejo más importante a la hora de comprar un quad es que empieces por el principio, es decir, que tengas en cuenta quién será su piloto habitual y para qué utilizará el quad (cross o carretera). De esta forma, podrás definir mejor sus características en cuestión de potencia y tamaño

En el caso de los quads para niños, ambos aspectos (potencia y tamaño) son fundamentales, ya que es imprescindible que el vehículo se adapte a su edad, altura y peso. Piensa que un exceso de potencia o una morfología no ajustadas pueden dificultar la conducción o que el niño pierda el control del quad. 

¿A partir de qué edad se puede conducir un quad?

Evidentemente, los niños no pueden conducir los quads convencionales porque para ello es necesario un permiso de circulación que se consigue a partir de los 16 o los 18 años. Sin embargo, en el mercado existe una gran variedad de modelos para niños, conocidos popularmente como «miniquads«.

Los miniquads pueden conducirse desde los 4 hasta los 14 años. Los modelos para niños más pequeños tienen limitador de velocidad y paro de seguridad, mientras que los destinados a un público pre-adolescente son más rápidos, aunque también conviene que su conducción sea supervisada por un adulto. 

Consejos para comprar un quad para niños 

La edad para conducir un quad para niños es una cuestión un tanto relativa. De hecho, más que la edad como tal, lo importante es tener en cuenta la altura y constitución del niño.

Para garantizar la seguridad debes fijarte en la distancia desde el asiento hasta el suelo, que es garantía de una conducción cómoda. Respecto al peso, la mayor parte de los quads infantiles soportan hasta 80 kg (depende de su potencia), aunque por seguridad no conviene cargarlos con más de 60. 

Normalmente, la altura estándar de los quads para niños es de unos 90 centímetros y su anchura de unos 60 centímetros.

Otra cuestión interesante antes de elegir un quad para niños es su potencia. Al igual que cuando compramos una moto o un coche apelamos a la funcionalidad y a las aptitudes del conductor, con los quads ocurre lo mismo: para los niños pequeños, lo ideal son los quads eléctricos, con menos potencia; si el niño ya tiene experiencia con karts o vehículos similares en asfalto o en circuitos, podemos elegir un modelo de cilindrada de 110 cc o 125 cc,  algo así como un quad para adultos en miniatura y que le ofrecerá más prestaciones y velocidad; si, por el contrario, el niño no está familiarizado con este tipo de vehículos, lo mejor es probar con un miniquad de 50 cc. 

En cualquier caso, conviene asesorarse con expertos. 

¿Son seguros los quads para niños?

Los quads para niños están de moda. Y uno de los principales motivos es que los padres aficionados a ellos quieren transmitir a sus hijos su hobby. De hecho, incluso existen recorridos especiales para hacer en familia.  

Otra cosa es si este tipo de vehículos nos parezcan más o menos seguros y que eso nos cause ciertas reticencias. 

Los quads para niños son bastante fiables y fáciles de manejar. Además, suelen incorporar dispositivos que facilitan el aprendizaje y que dan seguridad a los padres.

Algunos de estos dispositivos son:

  • Paro de seguridad. Este dispositivo permite parar el motor de manera automática cuando el niño se suelta del asiento. Su funcionamiento se basa en un cable extensible que se sujeta en un extremo la ropa del niño y en el otro un pequeño capuchón ubicado en el manillar del quad. Algunos quads para niños también  tienen botones de paro de seguridad en la parte trasera.
  • Limitador. Se trata de un tornillo que suele situarse en el lado derecho del manillar y que permite controlar la velocidad máxima del quad. 
  • Cubrecadenas. Esta placa cubre totalmente la zona de la cadena con el objetivo de evitar cualquier tipo de roce y enganche.
  • Salida de tubo de escape. Para evitar problemas en los miniquads de gasolina (no en los que funcionan con batería eléctrica), la salida del tubo de escape está escondida bajo el asiento.

Por lo demás, el funcionamiento de los quads infantiles es similar al de los coches eléctricos para niños, aunque ofrecen algunas ventajas frente a las motos infantiles, ya que son más estables y requieren una menor destreza para su conducción segura

Y como estos vehículos no pueden circular por la vía pública, recuerda que para usarlos tendrás que buscar parajes accesibles y amplios donde los jóvenes pilotos no tengan el peligro de chocar o atropellar a alguien

Para terminar, a la hora de conducir un quad y garantizar la mayor seguridad se recomienda que los niños lleven: 

Deja un comentario