¿Cada cuántos kilómetros se cambian las ruedas de una moto?

Mantener las ruedas de nuestra moto en buen estado es fundamental para garantizar nuestra seguridad y para evitar resbalones o accidentes sobre la marcha. Este buen mantenimiento implica tanto realizar revisiones para detectar posibles fallos o desgastes, como cambiar las ruedas cuando sea necesario. 

¿Cada cuántos kilómetros se cambian las ruedas de una moto?

Según el Reglamento General de Vehículos, los neumáticos de coches y motos deben presentar una profundidad de al menos 1,6 mm en los surcos de la banda de rodadura

Esta profundidad se mide con un aparato que puedes adquirir en tiendas de recambios y en talleres mecánicos, aunque también puedes usar una moneda o hacer una inspección visual: todas las ruedas llevan unos «testigos» en el flanco donde aparecen las siglas TWI (Tread Wear Indicator o indicador de desgaste de huella) que nos permiten ver los resaltes en el interior de los surcos del dibujo. Lo ideal es no llegar a este indicador para hacer el recambio.

El TWI es la primera referencia para saber cada cuánto se cambian las ruedas de una moto. La segunda son los kilómetros recorridos

De forma genérica, debemos plantearnos sustituir las ruedas de una moto cada 40.000 kilómetros

Si los neumáticos son de calidad baja, se recomienda hacer el cambio antes, cada 5.000 kilómetros en la rueda trasera y cada 10.000 kilómetros en la rueda delantera. Pero, ¿por qué está diferencia? Porque la rueda delantera soporta menos peso y se gasta más en los flancos por el direccional, así que su desgaste es más regular que el de la rueda trasera, que soporta más peso, es más ancha y sufre la tracción del motor.

Factores que determinan cuándo debes cambiar las ruedas 

Además de la profundidad del dibujo y de los kilómetros recorridos, otros factores que pueden indicar cada cuánto se cambian las ruedas de una moto son: 

  • Pinchazos. Los pinchazos pueden repararse si tienen un tamaño moderado, pero siempre afectarán al estado de la rueda, así que se trata de arreglos «temporales». Por otra parte, si el pinchazo se produce en un flanco o si se rasgan las lonas internas de la rueda (normalmente con chapas o vidrios de botellas), tendrás que cambiar el neumático. 
  • Desgaste. Más allá de cuántos kilómetros hay que cambiar las ruedas de una moto, si notamos que el neumático está demasiado duro o seco al tacto, si tiene un color grisáceo o si presenta relieves o grietas, conviene pasar por el taller. Si vemos que las caras internas de las ruedas están marmoladas o tienen rozaduras como resultado de conducir con presión insuficiente, también habrá llegado el momento de sustituir los viejos neumáticos de tu moto por unos nuevos.
  • Golpes. Pequeños golpes relacionados con la conducción diaria como choques contra bordillos, baches o resaltes pueden provocar una deformación del neumático y dañar su estructura interna. Normalmente, este tipo de daños se manifiestan como protuberancias en los flancos que no solo afectan a la estabilidad durante la conducción: también pueden reventar mientras conduces y poner en peligro tu seguridad.
  • Patrones inusuales y pérdida de presión. Algunos problemas mecánicos en anclajes, transmisiones o amortiguadores pueden provocar un desgaste excesivo en el centro de la rueda. Este desgaste inusual también puede estar relacionado con un mal equilibrado de las ruedas que hace que unas partes del neumático se gasten mucho más que otras. Por otra parte, si tus ruedas pierden presión de manera recurrente (debes echar aire más de una vez al mes), es el momento de cambiarlas.
  • Neumáticos no adecuados. Elige siempre neumáticos que cumplan con todos requisitos legales y que se adapten a tu vehículo. Para conseguir un rendimiento óptimo, tienes que usar ruedas con el mismo dibujo en la parte delantera y trasera, ya que, de no ser así, la estabilidad y equilibrio de la moto pueden verse afectados. 

¿Cuánto dura un neumático? 

La duración de los neumáticos está condicionada por factores como los productos utilizados en su fabricación, el estado de conservación, el mantenimiento, el uso o las condiciones de temperatura y humedad. 

En cualquier caso, se considera que la edad máxima para un neumático estándar son 10 años

Por otra parte, si tienes tu moto parada durante mucho tiempo, conviene que tomes algunas precauciones para no dañar las ruedas:

  • Emplear tacos o borriquetas para sostenerlas. Si no tienes, intenta cambiarla de posición periódicamente para que no se apoye siempre en el mismo punto. 
  • Además, conviene que las ruedas estén lejos de productos de limpieza como lejía, amoniaco o disolventes que podrían dañar la goma.
  • Por último, la luz solar y los cambios bruscos de temperatura y humedad pueden secar y degradar la goma de los neumáticos, así que conviene protegerlas en zonas frías o cuando estamos mucho tiempo sin utilizar la moto.

Deja un comentario